Olor a cempasúchil

Llega octubre y lo acompaña el color amarillo, un tono cálido, entre rayos de sol y el ámbar del amanecer. El color del cempasúchil nos remite a una época, a un país y al sincretismo cultural, flores que nos identifican en Todos Santos, pero que probablemente provienen de otro lado. Colores que nos hacen vibrar y con un olor característico.
A partir de octubre, Entretejiendo Voces se pinta del color del cempasuchil. En Hueyapan, Puebla, se tiñe lana con esta flor, para conservarla el resto del año, se colecta y se deja secar, los tonos van variando dependiendo de la frescura de la flor y el proceso de teñido.


Después de colectar el cempasúchil, se deja pudrir con agua en tinas grandes, en la tina se queda un concentrado de color y junto con las flores, se calienta el agua hasta hervir. La lana debe fijarse antes para que no pierda el color, esto se hace dándole un baño de agua caliente con alumbre disuelto, el alumbre es un tipo de sulfato natural, además de tener el poder de fijar el color en la tela, le ayuda a mantener un color más vivo. La tela se debe mezclar con el alumbre y agua caliente durante una hora para fibras de origen animal.


Una vez fijada la prenda, se mete en el tinte, mezclando las fibras con las flores, cocinando el color en la tela de lana, es un proceso que requiere de meditación, paciencia y fuerza. Todo esto lo tienen las mujeres en Hueyapan y crean en las prendas, vibrantes colores amarillos. Eso no es todo, después de teñir y lavar la prenda, ésta se borda y se le hacen terminados a mano, dando como resultado una obra de arte.

En este link pueden ver un pequeño video sobre el proceso:

https://www.instagram.com/stories/highlights/17977025899081827/?hl=es-la

8 comentarios

GwrdSmpyetxgou

zRXwlHYnAQr

UZkMSsuEYtiGpHK

lkMGIgZTYirboXAs

qiUTkcRtNbsA

lQVOoBiLuJRYd

XqgaMWTQJlSytCcK

czhYVypT

FQhCKZIrPmbLsjw

JWQLcvlZVorGbH

Dejar un comentario